Grindal – Ficha de cultivo

 Estos gusanos son anélidos oligoquetos de aproximadamente 1cm de tamaño, su nombre es Enchytraeus buchholzi aunque es conocido como grindal. Carecen de mecanismos de defensa, lo que hace que sean ideales para alimentar nuestros peces. Una gran ventaja es que sobreviven en agua hora, incluso días por lo que para los peces es una presa muy atractiva, es muy utilizado en la alimentación de killis por su valor nutricional y porque hay algunas especies que sólo aceptan alimento vivo.
Empezar el cultivo
Necesitaremos la cepa inicial, que es fácil de conseguir por medio de algún compañero de afición o en alguna tienda especializada.
Estos gusanos son fotosensibles por lo que utilizaremos un recipiente de plástico oscuro de tamaño medio sin ser necesaria mucha altura, la tapadera debe estar agujereada o cortada y cubierta con una media o tela para que respire y evitar la invasión de ácaros (algo frecuente). También hay quien mantiene los recipientes completamente cerrados pero eso requiere que sean abiertos a diario.
Será suficiente poner unos 2-3cm de fibra de coco o turba bien humedecida. Aunque existen otros métodos, como el cultivo en esponja, este es el más sencillo y aconsejable.
 Mantenimiento
Intentaremos mantenerlos entre 20º y 25º, como mucho 27º, pero el calor puede hacer que la cepa se estropee, algo de lo que nos daremos cuenta rápidamente por el fuerte olor desagradable.
Su alimentación puede ser variada, con pienso de perros o gatos, trocitos de salchicha, yogue con spirulina, alimento de peces, etc… siendo lo más normal el uso de alimento de gatos por comodidad pero intentando utilizar un pienso del que no queden muchos restos.
Algo importante a tener en cuenta en no añadir demasiada comida pues se pudre con rapidez y puede estropear el cultivo.
Pondremos la comida sobre el cultivo y pulverizaremos ligeramente la superficie para mantener la humedad, no tiene mayor mantenimiento.
Conviene “resetear” la cepa de vez en cuanto para eliminar toda la suciedad, para ello retiraremos toda la fibra que podamos, reservando la que tiene los gusanos, ponemos fibra nueva y los gusanos de la anterior.
Si cada cierto tiempo movemos bien la fibra para que se airee y se mezcle bien toda la turba, se podrá retrasar el “reseteo”.
Conviene tener al menos dos cultivos por si perdemos uno, el de reserva lo mantendremos al mínimo rendimiento, con poca humedad y poco alimento y el de uso diario otro más húmedo y con más alimento para que se reproduzca más.
Método de recolección
Si ponemos la comida en el lateral del recipiente nos puede facilitar la recolección aunque se recogen fácilmente retirando la comida y cogiéndolos con pinzas o con un pincel.

2 Comments

  • Ramón

    diciembre 23, 2017 at 10:54 am Responder

    Hola Neli! Está quedando muy chulo el blog! Te escribo aquí para avisarte de que revises los enlaces a imagen de esta página.

    Un abrazo!

    View Comment

Post a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.