Vrieseas

Estas plantas, de la misma familia Bromeliaceae que las Tillandsias, son realmente llamativas por su colorido y sus flores que nacen de una espiga florar de color intenso.

Al igual que las Tillandsias, son plantas epífitas, pero también pueden encontrarse en su hábitat en el suelo, así que pueden ser mantenidas al aire o en tiestos.

En caso de querer mantener las vrieseas en tiesto tendremos que proporcionarles un sustrato muy drenante para evitar que quede el agua acumulada, podemos utilizar fibra de coco, perlita, etc…

LUZ – Necesitan bastante luz, pero no el sol directo, y en caso de que reciba sol, que sea en las horas de menos intensidad.

AGUA – También necesitan bastante agua, agradeciendo tener agua en ese pequeño depósito que tiene la planta en el centro, pero nunca si la temperatura baja de los 20º, en ese caso no dejaremos agua en el centro. El agua del centro debe vaciarse y cambiarla de cuando en cuando. Dependiendo del clima y la ubicación, tendremos que adaptar los riegos por pulverización, al igual que hacemos con otras plantas. La cal daña a estas plantas por lo que utilizaremos agua mineral, de lluvia o tratada.

TEMPERATURA – Entre 15-20º. Nunca por debajo de 5º.

ABONO – El abono deber ser suave, muy diluido, procurando que el agua con abono no se quede almacenado en el centro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.