Tateurndina ocellicauda

Tateurndina ocellicauda, «Gobio paraíso»

Tateurndina ocellicauda
© Neli Martín. Der. Res.

 

CLASIFICACIÓN

falso gobio killi
© Neli Martín. Der. Res.

Nombre científico: Tateurndina ocellicauda

Orden: Perciformes.

Familia: Eleotridae

Género: Tateurndina

Especie: ocellicauda (Nichols 1955)

Nombre común: gobio paraíso, gobio killi, gobio durmiente, gobio pavo real

Aunque son conocidos comúnmente como gobios, no pertenecen a la familia Gobiidae si no a la familia Eleotridae. Una de las principales diferencias con los gobios es que sus aletas pélvicas están separadas, mientras que los gobios las tienen unidas. También se le llama «gobio killi» pero se podría decir que, salvo por su colorido, todo son diferencias con los killis.

HABITAT

Endémicos de, Popondetta, una pequeña región situada al Este de Papúa – Nueva Guinea, habitan en arroyos de la selva tropical, donde suelen estar entre la vegetación de los bordes de los arroyos. El motivo de que sólo se localicen en esta región es porque no cuentan con depredadores ya que son presas fáciles por su pequeño tamaño y sus colores. Cohabitan con peces que son habituales en nuestros acuarios como Pseudomúgiles, Tetracentrum honessi, además de con otras pequeñas especies como gobios.

 

EN NUESTROS ACUARIOS

gobio arco iris
© Neli Martín. Der. Res.

Poco a poco se van viendo en las tiendas de acuariofilia, aunque hay bastante desconocimiento sobre ellos, lo que hace que no se informe bien sobre su mantenimiento y comportamiento.

Son peces pacíficos, motivo por el que pueden compartir acuario con otras especies, siempre que sean tranquilas pues de lo contrario no se alimentarán correctamente y permanecerán escondidos.

Si los mantenemos en un acuario específico disfrutaremos de su comportamiento, que en ocasiones es comparado con el de los cíclidos enanos. Una pareja puede estar en un acuario de al menos 20 litros, con bastantes plantas en la zona baja y flotantes que suavicen la luz. El acuario debe contar con escondites que podremos proporcionarles con piedras, con medio coco o con el socorrido tubo de plástico, para que puedan hacer las puestas.

No es habitual que estos peces salten, pero pueden hacerlo en momentos de estrés, como en el momento del cortejo del macho a la hembra, por lo que es mejor tener bien tapado el acuario.

 

EL AGUA

pH entre 6,5 y 7,5.
Temperatura: Entre 20º C y 26º C.

Haremos cambios semanales de agua, de entre un 40-50% de forma lenta para evitar cambios bruscos de temperatura y parámetros. En función del tamaño del acuario, los habitantes que se tengan y el sistema de filtración, podremos espaciar y disminuir la cantidad de agua a cambiar. Si al agua le añadimos alguna hoja de terminalia o algo similar los peces se sentirán mejor.

 

COMPORTAMIENTO

Cómo ya se ha comentado anteriormente, son muy pacíficos. Durante el cortejo, el macho se pone muy pesado, llegando a acosar a la hembra, la cual agradecerá tener bastantes escondites donde meterse, el macho, como mucho, alejará a otros peces de la zona, pero sin tocarlos.

 

MORFOLOGIA

Gobio paraiso
© Neli Martín. Der. Res.

Tienen un colorido muy llamativo, con el cuerpo azul turquesa con líneas verticales rojas-anaranjadas con puntos por todo el cuerpo. Las aletas tienen un intenso color amarillo con líneas rojas. El ocelo es característico de estos peces y que les da nombre, es la mancha negra que se encuentra al principio de la aleta caudal.

Llegan a alcanzar los 7cm los machos y 5cm las hembras. Aunque hay mucha información en la que dicen que su tamaño es de 3’5 cm, realmente son mayores, incluso en algunas ocasiones llegan a los 8cm (los machos).

 

DIMORFISMO SEXUAL

Gobio paraíso
© Neli Martín. Der. Res.

La diferencia entre machos y hembras es bastante clara, no sólo por el tamaño, que el macho es mayor. Podemos diferenciarlos por su forma, siento el macho más robusco y con una clara diferencia en la cabeza ya que el macho presenta un pequeño abultamiento cefálico, mientras que la hembra tiene la cabeza más fina. El vientre de la hembra es bastante más redondeado y que el del macho, algo que se acentúa cuando está cargada de huevos. Las aletas del macho son mayores, con bastante más color.

 

ALIMENTACIÓN

Tateurndina ocellicauda
© Neli Martín. Der. Res.

Aceptan todo tipo de alimentos pero debemos proporcionarles una dieta variada y rica en proteínas. Lógicamente prefieren el alimento vivo, pero estará bien darles alimento congelado y acostumbrarles a pienso y escamas, que si es de alta calidad hará que tengan un estupendo color y vitalidad.

 

Esperanza de vida: 5 años.

 

REPRODUCCIÓN DE TATEURNDINA OCELLICAUDA

Cómo suele pasar en muchas especies de peces, el macho corteja a la hembra exhibiéndose delante de la hembra, estirando bien las aletas y haciendo quiebros delante de ella, algo que ella también realiza.

Para la puesta, el macho busca un lugar resguardado, intentando atraer a la hembra hacia ese lugar. Se les suele poner un tubo en una esquina, pero no siempre lo utilizan por lo que es mejor proporcionarles alguna piedra plana o algo similar para que elijan el mejor lugar.

 

peacock goby
© Neli Martín. Der. Res.

Cuando la hembra ya está preparada se mete en el lugar elegido y el macho se pone junto a ella, permaneciendo uno o dos días hasta que la hembra por fin hace la puesta.

Esta puesta consta de entre 50 y 200 huevos, generalmente sobre 100 huevos, que fertiliza el macho, momento en el que aleja a la hembra para que no se coma los huevos.

El macho cuida los huevos, mantiene alejados a la hembra y a otros peces si los hubiera. Los airea continuamente para que no se pongan malos, los huevos quedan pegados a la piedra de manera que cuando los airea no se mueven.

Goby gudgeon
© Neli Martín. Der. Res.

A los 3 o 5 días los huevos eclosionan, cuando los alevines consumen el saco vitelino el padre deja de cuidarlos y reconocerlos, por lo que tendremos que retirar al macho o sacar los huevos si queremos sacar adelante a los alevines. Si optamos por dejar los alevines debemos tener gran cantidad de plantas flotantes y por todo el acuario para que sirva de refugio a los pequeños.

Si optamos por retirar a los alevines a un acuario de cría, elegiremos un acuario del tamaño adecuado para que sea fácil alimentarles, además de meter bastante musgo y caracoles para que proporcionen infusorios, sobre todo los primeros días porque al nacer son muy muy pequeños.

 

gobio durmiente
© Neli Martín. Der. Res.

Los primeros días les daremos microgusano de la avena o anguililla del vinagre, pasando a darles nauplios de artemia a partir del cuarto o quinto día. Durante las primeras semanas pueden alimentarse exclusivamente con nauplios de artemia para posteriormente irles introduciendo pequeños gusanos grindal o pienso especial de alevines.

Como casi todos los alevines, son muy sensibles a los nitratos altos, lo que implica que deberemos realizar cambios de agua casi diarios, teniendo en cuenta el número de alevines y el tamaño del acuario.

 

Estos peces se desarrollan de forma muy lenta, hasta las 4-6 semanas no se puede apreciar el ocelo y empiezan a tener un ligero color amarillo, adquiriendo poco a poco un color un poco más intenso en las aletas. Para hacernos una idea de su crecimiento, decir que a los 4 meses tan sólo miden 1’5-2 cm.

 

SEGUIMIENTO DEL DESARROLLO DE ALEVINES

Gracias a su gran transparencia, se puede apreciar muy bien el desarrollo del alevín dentro del huevo, justo antes de nacer se ve que el pez está completamente formado como se aprecia en la fotografía donde hay un alevín a punto de salir del huevo y otro que acaba de salir.

peacock gudgeons

© Neli Martín. Der. Res.

 

A los dos días su alimentación es a base de microgusano de avena, su cuerpo va cogiendo algo de forma y color.

Tateurndina

© Neli Martín. Der. Res.

En torno a los diez días ya comen nauplios de artemia, y nadan por la parte media y alta del acuario, empezando a tener color amarillo.

Tateurndina ocellicauda

© Neli Martín. Der. Res.

Su aspecto cambia bastante en los primeros días de vida y a los quince días sus aletas empiezan a desarrollarse algo más. Siguen alimentándose con nauplios de artemia que debe comer de 2 a 4 veces al día.

Rainbow Gudgeon

© Neli Martín. Der. Res.

Con un mes empiezan a destacar sus aletas. Su alimentación empieza a ser variada, comiendo grindal pequeño, cyclops congelados o en lata y pienso muy pequeño, aunque la base de su dieta siguen siendo los nauplios de artemia por su gran valor nutricional.

Rainbow Goby

© Neli Martín. Der. Res.

Con dos meses ya van tomando forma de pez adulto aunque su tamaño es bastante pequeño como se puede ver en la fotografía, una artemia adulta parece que ni le entra en la boca al alevín, que no por ello deja de comerla.

Tateurndina ocellicauda

© Neli Martín. Der. Res.

A partir de los tres meses comienzan a marcarse sus características líneas naranjas verticales, pero aún no se pueden distinguir los machos de las hembras, debiendo esperar mínimo hasta los 6 meses, aunque es complicado y es mejor esperar un poco más hasta que el macho empiece a mostrar su característica forma de cabeza.

Tateurndina ocellicauda

© Neli Martín. Der. Res.

 

Textos e imágenes: Neli Martín. Der. Res.

1 Comment

  • Zekarov

    julio 10, 2017 at 4:18 am Responder

    Que ejemplares mas hermosos y unas fotos geniales! Muy bueno el seguimiento, gracias por la info.

    View Comment

Post a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.