Aplysia punctata – Liebre de mar

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

© Neli Martín. Der. Res.



 

Aplysia punctata

 

Molusco gasterópodo del orden Opisthobranchia, conocido popularmente como “liebre de mar”.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

© Neli Martín. Der. Res.



 

Filo: Molusca
Clase: Gastropod
Orden: Opisthobranchia
Suborden: Anaspidea
Familia: Aplysiidae
Género: Aplysia
Especie: A. punctata (Cuvier, 1803)

 

Puede llegar a tener un tamaño de 20cm, aunque lo normal es que sea de unos 10cm. En la cabeza tiene 4 tentáculos cefálicos, dos de ellos son rinóforos, que son órganos sensoriales en forma de cuernos. Su cuerpo abombado tiene una concha interna muy frágil y translúcida.

 

En la fotografía se puede ver un ejemplar joven, ya que en la fase adulta su color puede ser verde, marrón o incluso negro. Su cuerpo está salpicado con pequeños puntos blancos aunque algunas veces pueden ser oscuros.

 

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

© Neli Martín. Der. Res.

Viven en aguas costeras poco profundas ya que es donde encuentran su alimento, algas fotófilas de diversos colores y que según el color del alga así será el color que muestren estos moluscos. Los jóvenes se alimentan de algas rojas mientras que los adultos se alimentan de diversas algas verdes.

 

Son hermafroditas. Las puestas son de color rosado y forman una especie de tiras entrelazadas, estas puestas las realizan en primavera y verano.

 

Esta especie se puede encontrar de forma habitual por el litoral gallego y asturiano.

 

 Textos e imágenes: Neli Martín. Der. Res.

Planarias (Turbellaria)

Turbellaria - Planaria

© Neli Martín. Der. Res.

 

Planarias (Turbellaria)

 

Los turbelarios, conocidos como planarias, son una clase de platelmintos (gusanos planos) de pequeño tamaño. Su cabeza es triangular o circular y tienen dos ocelos simples, pero su boca no se encuentra en la cabeza si no en la zona media del cuerpo. Su tamaño va desde los pocos milímetros hasta un centímetro, dependiendo de la especie que sea, igualmente podremos verlas desde un color blanco a un color marrón oscuro pasando por tonalidades amarillentas o anaranjadas.

La mayoría se encuentran en fondos acuáticos, tanto marinos como dulces, aunque algunas especies se han adaptado a terrenos húmedos.

Se alimentan de otros pequeños invertebrados, como pequeñas larvas o protozoos que se encuentran entre los restos orgánicos o detritus.

Turbellaria - Planaria

© Neli Martín. Der. Res.

Aunque muchas veces se habla de ellas como parásitos, no lo son, pero sí que portan parásitos en su cuerpo que pueden ser dañinos para nuestros peces.

Uno de los problemas es que rápidamente se convierten en plaga debido a que su reproducción es rápida pues además de ser hermafroditas, de cada cópula salen gran cantidad de planarias, pero además se reproducen por simple división. Si una planaria se corta por la mitad en poco tiempo habrá dos planarias completas, pero si se corta en tres partes se formarán tres planarias, etc…

Las planarias pueden llegar a nuestros acuarios por medio de huevos en plantas, junto con el alimento vivo o simplemente aparecer por la descomposición de restos orgánicos. Por este motivo se generaliza diciendo que las planarias aparecen por la sobrealimentación en los acuarios ya que genera una cantidad de restos orgánicos que harán un hábitat estupendo para la reproducción de las planarias.

Para eliminarlas de nuestros acuarios podemos recurrir a varios métodos, pero lo primero que debemos es controlar la cantidad de materia orgánica del fondo de nuestro acuario, realizando un buen cambio de agua con un sifonado a fondo para intentar limpiarlo todo lo que podamos, y no echando en el acuario más comida de la que pueden consumir nuestros peces o invertebrados. Si las planarias no tienen suficiente comida morirán de golpe, por lo que si el número es muy elevado puede producir una subida de nitratos.

Turbellaria - Planaria

© Neli Martín. Der. Res.

Hay algunos peces que se comen las planarias, como son los bettas o los gouramis, por lo que si es posible metiendo algún pez de estos se encargarán de eliminarlas.

Se puede preparar una “trampa casera” que es tan sencilla como utilizar una pequeña caja en la que se pondrá un poco de comida, como puede ser un trocito de pescado, y haciendo unos pequeños agujeros en la tapa para que puedan entrar las planarias.

No aguantan temperaturas superiores a 35º por lo que si retiramos los peces del acuario podemos subir la temperatura por encima de esos 35º y mantenerla unas horas.

Otro sistema es el tratamiento químico con algún producto específico para eliminación de caracoles y gusanos, o utilizar directamente sulfato de cobre.

 
 

 Textos e imágenes: Neli Martín. Der. Res.

ENLACES RELACIONADOS

Trampa para planarias

Tateurndina ocellicauda

Tateurndina ocellicauda, “Gobio paraíso”

Tateurndina ocellicauda
© Neli Martín. Der. Res.

 

CLASIFICACIÓN

falso gobio killi
© Neli Martín. Der. Res.

Nombre científico: Tateurndina ocellicauda

Orden: Perciformes.

Familia: Eleotridae

Género: Tateurndina

Especie: ocellicauda (Nichols 1955)

Nombre común: gobio paraíso, gobio killi, gobio durmiente, gobio pavo real

Aunque son conocidos comúnmente como gobios, no pertenecen a la familia Gobiidae si no a la familia Eleotridae. Una de las principales diferencias con los gobios es que sus aletas pélvicas están separadas, mientras que los gobios las tienen unidas. También se le llama “gobio killi” pero se podría decir que, salvo por su colorido, todo son diferencias con los killis.

HABITAT

Endémicos de, Popondetta, una pequeña región situada al Este de Papúa – Nueva Guinea, habitan en arroyos de la selva tropical, donde suelen estar entre la vegetación de los bordes de los arroyos. El motivo de que sólo se localicen en esta región es porque no cuentan con depredadores ya que son presas fáciles por su pequeño tamaño y sus colores. Cohabitan con peces que son habituales en nuestros acuarios como Pseudomúgiles, Tetracentrum honessi, además de con otras pequeñas especies como gobios.

 

EN NUESTROS ACUARIOS

gobio arco iris
© Neli Martín. Der. Res.

Poco a poco se van viendo en las tiendas de acuariofilia, aunque hay bastante desconocimiento sobre ellos, lo que hace que no se informe bien sobre su mantenimiento y comportamiento.

Son peces pacíficos, motivo por el que pueden compartir acuario con otras especies, siempre que sean tranquilas pues de lo contrario no se alimentarán correctamente y permanecerán escondidos.

Si los mantenemos en un acuario específico disfrutaremos de su comportamiento, que en ocasiones es comparado con el de los cíclidos enanos. Una pareja puede estar en un acuario de al menos 20 litros, con bastantes plantas en la zona baja y flotantes que suavicen la luz. El acuario debe contar con escondites que podremos proporcionarles con piedras, con medio coco o con el socorrido tubo de plástico, para que puedan hacer las puestas.

No es habitual que estos peces salten, pero pueden hacerlo en momentos de estrés, como en el momento del cortejo del macho a la hembra, por lo que es mejor tener bien tapado el acuario.

 

EL AGUA

pH entre 6,5 y 7,5.
Temperatura: Entre 20º C y 26º C.

Haremos cambios semanales de agua, de entre un 40-50% de forma lenta para evitar cambios bruscos de temperatura y parámetros. En función del tamaño del acuario, los habitantes que se tengan y el sistema de filtración, podremos espaciar y disminuir la cantidad de agua a cambiar. Si al agua le añadimos alguna hoja de terminalia o algo similar los peces se sentirán mejor.

 

COMPORTAMIENTO

Cómo ya se ha comentado anteriormente, son muy pacíficos. Durante el cortejo, el macho se pone muy pesado, llegando a acosar a la hembra, la cual agradecerá tener bastantes escondites donde meterse, el macho, como mucho, alejará a otros peces de la zona, pero sin tocarlos.

 

MORFOLOGIA

Gobio paraiso
© Neli Martín. Der. Res.

Tienen un colorido muy llamativo, con el cuerpo azul turquesa con líneas verticales rojas-anaranjadas con puntos por todo el cuerpo. Las aletas tienen un intenso color amarillo con líneas rojas. El ocelo es característico de estos peces y que les da nombre, es la mancha negra que se encuentra al principio de la aleta caudal.

Llegan a alcanzar los 7cm los machos y 5cm las hembras. Aunque hay mucha información en la que dicen que su tamaño es de 3’5 cm, realmente son mayores, incluso en algunas ocasiones llegan a los 8cm (los machos).

 

DIMORFISMO SEXUAL

Gobio paraíso
© Neli Martín. Der. Res.

La diferencia entre machos y hembras es bastante clara, no sólo por el tamaño, que el macho es mayor. Podemos diferenciarlos por su forma, siento el macho más robusco y con una clara diferencia en la cabeza ya que el macho presenta un pequeño abultamiento cefálico, mientras que la hembra tiene la cabeza más fina. El vientre de la hembra es bastante más redondeado y que el del macho, algo que se acentúa cuando está cargada de huevos. Las aletas del macho son mayores, con bastante más color.

 

ALIMENTACIÓN

Tateurndina ocellicauda
© Neli Martín. Der. Res.

Aceptan todo tipo de alimentos pero debemos proporcionarles una dieta variada y rica en proteínas. Lógicamente prefieren el alimento vivo, pero estará bien darles alimento congelado y acostumbrarles a pienso y escamas, que si es de alta calidad hará que tengan un estupendo color y vitalidad.

 

Esperanza de vida: 5 años.

 

REPRODUCCIÓN DE TATEURNDINA OCELLICAUDA

Cómo suele pasar en muchas especies de peces, el macho corteja a la hembra exhibiéndose delante de la hembra, estirando bien las aletas y haciendo quiebros delante de ella, algo que ella también realiza.

Para la puesta, el macho busca un lugar resguardado, intentando atraer a la hembra hacia ese lugar. Se les suele poner un tubo en una esquina, pero no siempre lo utilizan por lo que es mejor proporcionarles alguna piedra plana o algo similar para que elijan el mejor lugar.

 

peacock goby
© Neli Martín. Der. Res.

Cuando la hembra ya está preparada se mete en el lugar elegido y el macho se pone junto a ella, permaneciendo uno o dos días hasta que la hembra por fin hace la puesta.

Esta puesta consta de entre 50 y 200 huevos, generalmente sobre 100 huevos, que fertiliza el macho, momento en el que aleja a la hembra para que no se coma los huevos.

El macho cuida los huevos, mantiene alejados a la hembra y a otros peces si los hubiera. Los airea continuamente para que no se pongan malos, los huevos quedan pegados a la piedra de manera que cuando los airea no se mueven.

Goby gudgeon
© Neli Martín. Der. Res.

A los 3 o 5 días los huevos eclosionan, cuando los alevines consumen el saco vitelino el padre deja de cuidarlos y reconocerlos, por lo que tendremos que retirar al macho o sacar los huevos si queremos sacar adelante a los alevines. Si optamos por dejar los alevines debemos tener gran cantidad de plantas flotantes y por todo el acuario para que sirva de refugio a los pequeños.

Si optamos por retirar a los alevines a un acuario de cría, elegiremos un acuario del tamaño adecuado para que sea fácil alimentarles, además de meter bastante musgo y caracoles para que proporcionen infusorios, sobre todo los primeros días porque al nacer son muy muy pequeños.

 

gobio durmiente
© Neli Martín. Der. Res.

Los primeros días les daremos microgusano de la avena o anguililla del vinagre, pasando a darles nauplios de artemia a partir del cuarto o quinto día. Durante las primeras semanas pueden alimentarse exclusivamente con nauplios de artemia para posteriormente irles introduciendo pequeños gusanos grindal o pienso especial de alevines.

Como casi todos los alevines, son muy sensibles a los nitratos altos, lo que implica que deberemos realizar cambios de agua casi diarios, teniendo en cuenta el número de alevines y el tamaño del acuario.

 

Estos peces se desarrollan de forma muy lenta, hasta las 4-6 semanas no se puede apreciar el ocelo y empiezan a tener un ligero color amarillo, adquiriendo poco a poco un color un poco más intenso en las aletas. Para hacernos una idea de su crecimiento, decir que a los 4 meses tan sólo miden 1’5-2 cm.

 

SEGUIMIENTO DEL DESARROLLO DE ALEVINES

Gracias a su gran transparencia, se puede apreciar muy bien el desarrollo del alevín dentro del huevo, justo antes de nacer se ve que el pez está completamente formado como se aprecia en la fotografía donde hay un alevín a punto de salir del huevo y otro que acaba de salir.

peacock gudgeons

© Neli Martín. Der. Res.

 

A los dos días su alimentación es a base de microgusano de avena, su cuerpo va cogiendo algo de forma y color.

Tateurndina

© Neli Martín. Der. Res.

En torno a los diez días ya comen nauplios de artemia, y nadan por la parte media y alta del acuario, empezando a tener color amarillo.

Tateurndina ocellicauda

© Neli Martín. Der. Res.

Su aspecto cambia bastante en los primeros días de vida y a los quince días sus aletas empiezan a desarrollarse algo más. Siguen alimentándose con nauplios de artemia que debe comer de 2 a 4 veces al día.

Rainbow Gudgeon

© Neli Martín. Der. Res.

Con un mes empiezan a destacar sus aletas. Su alimentación empieza a ser variada, comiendo grindal pequeño, cyclops congelados o en lata y pienso muy pequeño, aunque la base de su dieta siguen siendo los nauplios de artemia por su gran valor nutricional.

Rainbow Goby

© Neli Martín. Der. Res.

Con dos meses ya van tomando forma de pez adulto aunque su tamaño es bastante pequeño como se puede ver en la fotografía, una artemia adulta parece que ni le entra en la boca al alevín, que no por ello deja de comerla.

Tateurndina ocellicauda

© Neli Martín. Der. Res.

A partir de los tres meses comienzan a marcarse sus características líneas naranjas verticales, pero aún no se pueden distinguir los machos de las hembras, debiendo esperar mínimo hasta los 6 meses, aunque es complicado y es mejor esperar un poco más hasta que el macho empiece a mostrar su característica forma de cabeza.

Tateurndina ocellicauda

© Neli Martín. Der. Res.

 

Textos e imágenes: Neli Martín. Der. Res.

Puntius titteya (barbo cereza)

 

Puntius Titteya

© Neli Martín. Der. Res.

 

 

Puntius titteya

Orden: Cypriniformes
Familia: Cyprinidae
Genero: Puntius
Especie: Puntius titteya
Nombre común: Barbo cereza

Este pequeño barbo, que puede encontrarse en la naturaleza en arroyos con poca corriente, de bosques que proporcionan un lecho de hojas en el agua. Principalmente se encuentran en Colombia, México y Sri Lanka.

Es un pez pacífico pero muy nervioso, algo que tenemos que tener en cuenta a la hora de elegir sus compañeros. Se encuentran cómodos estando en grupos, aunque suelen nadar de forma independiente, si se sienten amenazados hacen cardumen.

Se adaptan fácilmente a cualquier alimentación comercial, pero al igual que todos agradecen de cuando en cuando algo de comida viva, algo que repercutirá en su colorido.
Un acuario muy plantado, con ramas y troncos, será un estupendo entorno para ellos.

Puntius titteya (barbo cereza)

© Neli Martín. Der. Res.

 

Es fácil distinguir machos y hembras por el colorido más rojizo de los machos y las aletas de mayor tamaño. Además las hembras cuando tienen huevos se ven bastante más gordas y menos activas.

Puntius titteya (barbo cereza)

© Neli Martín. Der. Res.

 

 

Su reproducción es fácil y viable en acuarios, lógicamente dependiendo de los compañeros de acuario.

Parámetros del agua: ph: entre 6.0 y 7.0, dureza:entre 5° y 20°Gh, temperatura: 24°-26°C

Puntius titteya (barbo cereza)

© Neli Martín. Der. Res.

 

Próximamente: Reproducción y cría de Puntius titteya en acuarios.

Textos e Imágenes: Neli Martín. Der. Res.

 

Portada

Terminalia cattapa. Medicina natural para los acuarios.

Terminalia catappa

Casi todos los aficionados a la acuariofilia conocemos las hojas del árbol Terminalia cattapa, por ser de gran ayuda para el buen mantenimiento de nuestros peces e invertebrados de agua dulce.

Este árbol es también conocido como almendro indio, almendro malabar, de los trópicos o falso Kamani, su origen es asiático aunque es algo bastante discutido por encontrarse también en sudamérica.

Terminalia catappaLlega a una altura de 30 metros, sus hojas son de gran tamaño llegando a tener 25cm de largo y 15cm de ancho, éstas son caducas por lo que llegada la época seca las hojas cambian de color tomando un color amarillo pardo o rosado debido a los pigmentos que tienen: violaxantina, la luteína y zeaxantina.

Las hojas de este árbol contienen falvonoides como el kamferol y el quercetin; y taninos como punicalina, punicalagina o tercatina, además de saponinas y fitosteroles;
lo que hace que tenga gran cantidad de propiedades terapeúticas y por eso es muy utilizado en las medicinas tradicionales como antidepresivo, astringente, para problemas en la piel, para el asma, etc… . Pero además de estas propiedades “medicinales” para los humanos, las hojas tienen propiedades beneficiosas para los habitantes de nuestros acuario como por ejemplo:

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

  • Previene la hexamitiasis en los peces disco
  • Previene la saprolegnia que es la causa de muerte repentina de alevines de peces tropicales
  • Previene enfermedades bacterianas que producen podredumbre de aletas, columnaris, etc…
  • Ayuda a la recuperación de los peces después de una aclimatación o transporte
  • Evita la proliferación de hongos en los huevos de las puestas
  • Función antioxidante
  • Genera infusorios para nuestros alevines.

Todas estas propiedades ayudarán a que nuestros peces estén mejor pero el uso de hojas de terminalia también varía el agua del acuario, empezando porque tiñe el agua de un color ambar debido a los taninos y además baja el pH.

Por todo esto, los criadores de bettas comenzaron a utilizarlas en sus acuarios, extendiéndose su uso en acuarios de killis, invertebrados y discos. Su uso es relativamente reciente pero cada vez está más extendido y la forma más habitual es poner las hojas secas directamente en el acuario.

Hojas. Podemos encontrarlas en tiendas de acuariofilia o en venta en comercio electrónico. Las hojas se pueden clasificar el tamaño y la calidad.Terminalia catappa
– Grado A: hojas de color oscuro y sin ningún tipo de agujeros o malformaciones, con un tamaño entre 7 y 17cm.
– Grado B: hojas grandes, con más de 17cm, que pueden presentar agujeros debido a un mal lavado.
– Grado C: hojas con bastantes agujeros o malformaciones que están muy deterioradas pero pueden ser utilizadas y suelen venderse al peso.

Lo normal es encontrar las hojas con un simple lavado pero en alguna ocasión podemos adquirir hojas que han sido muy lavadas y eso le restará muchas propiedades pero se nota el deterioro de la hoja.

En España empieza a verse algún almendro indio así que vamos a ver como prepararíamos sus hojas para posterior uso en los acuarios.

terminalia catappaSe deben recoger sólo las hojas que han caído del árbol de forma natural y que tengan color amarillo-rojizo. Posteriormente las lavaremos sólo para quitar la suciedad que pudieran tener y se desechan las que estén deterioradas. Para su secado no se puede utilizar secador ni estufas, deben dejarse secar de manera natural. Una vez bien secas las meteremos en bolsas de cierre hermético para su mejor conservación.

¿Qué cantidad debemos utilizar? No hay una cantidad fija, pero deberemos tener en cuenta que nos puede bajar más de lo deseado el ph y que estas se deterioran por lo que irán perdiendo propiedades. Hay una norma un poco generalizada de usar una hoja grande por cada 50 litros como mínimo, pero esto es sólo orientativo, nosotros con el tiempo sabremos que cantidad añadir.

Se comercializan además productos elaborados.

terminalia catappaBolsas infusorias: Son con las bolsas normales de las infusiones pero con trocitos de terminalia dentro de manera que suelta sus propiedades pero no quedan restos en el acuario.

Extracto de Terminalia: una forma cómoda es utilizar extracto de terminalia, bien comprado en tienda o bien que lo hagamos nosotros hirviendo las hojas o dejándolas macerar en agua durante bastante tiempo para que suelten toda su esencia.

Alternativas a las hojas de terminalia.

terminalia catappaHay otros árboles que dicen tener algunas propiedades similares, aunque no hay mucha información al respecto hay quien asegura que las hojas de roble y las piñas de aliso tienen un efecto similar.
terminalia catappa

Takashi Amano, Forests underwater (Lisboa, 2015)

Takashi AmanoTAKASHI AMANO

Nació en Niigata, Japón, en 1954 y falleció recientemente, el 4 de Agosto de 2015. Es uno de los fotógrafos y “aquascaper” más reconocidos en el mundo de la acuariofilia. El aquascaping se basa en la ecología paisajista con una estética muy cuidada, y en esto T.Amano era un auténtico genio.

Autor de numerosas publicaciones entre las que podemos destacar Nature Aquarium World, una serie de tres libros sobre paisajismo de agua dulce, las plantas y los peces. Sus obras han sido traducidas a siete idiomas y son un claro referente del paisajismo.

Desde 1975 visitó selvas en el Amazonas, Borneo, Africa occidental y Japón, su tierra natal, fotografiando al detalle la “naturaleza virgen”. Sus espectaculares fotografías son capaces de trasmitir paz y serenidad junto con la belleza de cada una de ellas, dejando una grandes obras dignas de ser contempladas por cualquier amante de la fotografía o de la acuariofilia.

En 1982 creó “Aqua Design Amano” (ADA), marca prestigiosa en el mundo de la acuariofilia y especializada en el “aquascaping”.

Durante los últimos años sus actividades fueron muchas, no sólo publicaciones, dio gran cantidad de conferencias y realizó varias exposiciones.

La última exposición que realizó poco antes de fallecer fue “Forests Underwater” en el Oceanario de Lisboa, una obra sin precedentes.


FORESTS UNDERWATER (Bosque sumerguido)

Algo básico para su montaje fue una buena preparación y planificación previa de cada detalle, algo que se consiguió con un gran equipo humano de 90 personas de distintas nacionalidades, dirigido por el maestro Amano.

¡El gran reto! crear el mayor “Acuario Natural”, con una longitud de 40 metros, 2,5 m de profundidad, 1,5 m de altura y con 160 toneladas de agua.

Se emplearon:

4 toneladas de arena

25 toneladas de roca volcánica de las Azores

78 troncos de Escocia y Malasia

 

 

 

 

 

 

 

 

más de 10.000 peces tropicales

Como no podía ser de otra manera, el acuario tiene gran cantidad de camarones, Caridina multidentata (Caridina japónica), pues siempre los utilizó como medio natural para el control de algas, algo que supuso que esta especie sea llamada “camarón o gamba Amano”.

Una característica de sus diseños son las composiciones asimétricas de plantas, aunque bien compensados y con cantidad de piedras y troncos con los que juega para recrear auténticos bosques sumergidos.

 

 

 

  

 

 

 

 Durante la visita a la exposición se puede disfrutar de una relajante música compuesta por Rodrigo Leão para la ocasión y que junto con el diseño de la gran sala negra con espacios donde poder sentarse a contemplar el acuario, consigue una perfecta armonía haciendo que sea una visita realmente especial.